Receta de jalea de mango

Tiempo de realización: 50m

La jalea de mango es quizás la más irresistible de todas las jaleas y se puede comer sola, de postre, o untarla en galletas de mantequilla con canela e incluso en un par de tostadas francesas.
Atrévete a disfrutar del sabor único del mango preparando esta receta tan fácil como exquisita. ¿Están listos? Entonces es hora de hacer lo que más nos gusta: ¡cocinar juntos!
Ingredientes:
2 kg de mango verde
1,5 kg de azúcar
1 litro de agua
Vainilla (opcional)

Preparación de la jalea de mangoPara preparar una jalea de mango se recomienda utilizar mango verde, ya que tiene el sabor y la estructura ideal para la jalea. El mejor tipo de mango que se puede comprar para hacer jalea es el conocido como mango hilacha, ya que la pulpa es mucho más fácil de quitar. Lavar los mangos verdes, quitar la cáscara y cortarlos en trozos. Coloque los mangos en una olla grande, agregue el litro de agua y cocine por 30 minutos o hasta que la pulpa del mango esté lo suficientemente suave. Retirar los mangos y dejarlos enfriar un poco. Luego, en un tazón, comience a frotar la pulpa de cada uno de los mangos contra un rallador de queso preferiblemente grande. Cuando usted pasa el mango a través de los agujeros en el rallador, la pulpa se desprenderá fácilmente. Colocar la pulpa en una olla y añadir el azúcar. Si lo desea, añada una cucharadita de vainilla. Cocine la pulpa a fuego lento y revuelva constantemente con una paleta de madera. Después de 20 minutos se debe empezar a notar que la jalea de mango se separa perfectamente de las paredes de la olla y se puede ver el fondo de la misma, lo que significa que la preparación está lista y es hora de apagar el fuego. Retire la olla del fuego y comience a agregar la jalea de mango en moldes o en una fuente para hornear de vidrio previamente humedecida. Para evitar que se formen burbujas de aire, golpee el molde o la bandeja contra una superficie dura como una mesa para que la gelatina se distribuya correctamente. Deje que la gelatina de mango se enfríe a temperatura ambiente y luego guárdela en el refrigerador. A la hora de disfrutar de su jalea le recomendamos que la acompañe con un poco de queso Gouda, la mezcla de sabores en su paladar será simplemente maravillosa. ¿Qué esperas para probarlo?

¿Te gustó este postre?

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies