Receta de ñoquis a la romana

Tiempo de realización: 50m Nº de comensales: 4

Los ñoquis al estilo romano son simplemente deliciosos y no requieren mucho trabajo de preparación, lo que los convierte en la receta ideal para convertirse en el primer o principal plato de cualquier comida u ocasión especial. A diferencia de las tradicionales, éstas se elaboran con sémola en lugar de patata, con un resultado rico.
Si a este plato se le añade un aperitivo de croquetas de polenta y un rico tiramisú de postre, se llega a hacer un menú italiano para chuparse los dedos. En PostreDulce.com te enseñamos a preparar estos ñoquis al estilo romano para sorprender a todos tus comensales.
Ingredientes
1 litro de leche
100 gr. de queso parmesano rallado
1 cucharada de sal fina
½ cucharada de pimienta
3 yemas de huevo
100 gr. de manteca de cerdo
280 gr. de sémola de trigo
1 huevo mediano
1 cucharada de nuez moscada

Preparación de ñoquis a la romanaPara empezar a preparar ñoquis a la romana, caliente la leche a fuego alto hasta que empiece a hervir. Esa será la señal para bajar el poder del fuego a la mitad y agregar la manteca de cerdo, sal, pimienta y nuez moscada. Mantenga el fuego a temperatura media-alta durante unos 10 minutos, revolviendo ocasionalmente para que los ingredientes estén bien integrados. Pasado ese tiempo, se procede a tamizar la sémola de trigo. Una vez cernido, añadirlo a la mezcla, extendiéndolo poco a poco removiendo con la ayuda de una varilla. Después de añadir toda la harina, remover un poco más y dejar cocer durante dos minutos. Luego apague el fuego, retírelo y déjelo enfriar un poco hasta que esté caliente. En un bol se procede a batir las yemas junto con el huevo entero, hasta obtener una mezcla única sin grumos. Añadir la mitad del queso parmesano a esta mezcla (puede ser cualquier otro queso rallado), y batir de nuevo. Cuando la sémola ya esté caliente con leche, se vierte y con unas varillas eléctricas se procede a mezclar los ingredientes hasta obtener una pasta ligeramente cremosa. Luego extender la masa en una bandeja de hornear previamente untada con aceite, esto ayudará a que no se pegue. Poner la bandeja de horno en la nevera hasta que la masa esté bien fría. Algunas personas prefieren ponerlo en el congelador entre 15 y 30 minutos, de esta manera la masa es más fácil de trabajar. Una vez frito, es hora de preparar los ñoquis al estilo romano. Tomar porciones de masa y cortar los ñoquis en círculos de 1 centímetro de grosor. Precalentar el horno a 180 ºC para que tome temperatura. Untar otro molde para hornear con aceite de oliva y añadir los ñoquis, distribuyéndolos bien en la bandeja. Luego se cubren con el queso rallado sobrante para que se gratine bien. Es hora de hornear los ñoquis durante unos 10 minutos a 180º C, para que el queso se dore bien. Si lo desea, también puede añadir salsa carbonara o bechamel para dar más sabor a los ñoquis. Una vez lista, es importante dejar reposar la bandeja cubierta con un paño, para que el interior de la mezcla adquiera más sabor. Además, gracias a la tela se mantendrá caliente hasta que se vaya a servir. Verás lo deliciosas que son!

¿Te gustó este postre?

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies